Este es un curso en línea para todo creyente que desea descubrir y llevar a cabo las buenas obras que Dios le ordenó hacer (Efesios 2:10): “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”. Este curso de cinco lecciones está diseñado para involucrar al participante a través de un video introductorio con contenido relevante y desafíos personales impactantes.

El llamado, el don de Dios

“Su llamado es simplemente lo que Dios quiere que haga con su vida y es la clave para el nivel más profundo de alegría y satisfacción de la vida”. —Kristopher Barnett: Understanding the Call to Ministry(Comprendiendo el llamado al Ministerio). El llamado de Dios es un don para cada creyente. Sin embargo, muchos creyentes no buscan intencionalmente descubrir el don de saber lo que Dios quiere que hagan con sus vidas.

El discipulado, un llamado para todo creyente

“El discipulado no es una opción. Jesús dice que si alguno quiere venir en pos de [Él], debe [seguirlo]. Si quiere venir en pos de [Él] —es un término general— si quiere tener alguna experiencia con Él, alguna relación con Él, tiene que ser discípulo… ser cristiano es ser discípulo”. Tim Keller: The Call to Discipleship(El llamado al discipulado)

El trabajo, un llamado y un mandato de Dios

Dios nos llama a convertirnos en Sus hijos e hijas. Eso es el llamado primordial de la salvación. Él llama a los creyentes a renunciar todo y a seguirlo. Eso es el llamado al discipulado. ¿Pero Se ha dado cuenta que Dios llama y aun nos ordena trabajar? 

El ministerio, un llamado específico de Dios

“¿Cuál es el llamado de Dios? El llamado específico de Dios reconoce su lugar en el equipo y afirma su rol en el plan redentor de Dios. Dios ofrece Su visión de su futuro y le invita a participar”. Kristopher Barnett: Understanding the Call to Ministry(Comprendiendo el llamado al Ministerio)

La afirmación, la seguridad de Dios

Dios trabaja internamente dentro del llamado para afirmar Su llamado y trabaja externamente a través de otros para confirmar aún más esa afirmación interna.